Bienestar rural

SÍGUENOS

Ruta de Alfonso Onceno

El domingo 23 de abril partimos de Guadalupe a Navezuelas, para realizar el camino de Alfonso XI, que gustaba de estos parajes para la caza del oso . Un antiguo camino de herradura que cruza el singular valle del río Viejas, utilizado por nobles y peregrinos en su camino al monasterio de Guadalupe . Un camino de 16,5 Km, con un desnivel de 1240 m .

Para mi un camino con un significado muy especial, recorrido por mi abuelo en multitud de ocasiones desde Guadalupe a Navezuelas,de donde es natal mi abuela; nada de autobuses ni bicicletas de carbono, solo una bicicleta antigua muchas pedaladas y mucho amor . Cada vez que lo recorro me acuerdo de esta historia de amor que perdura atraves del tiempo .

Tras este paréntesis sentimental, caminante volvemos al camino. Mi recomendación, olvídate de las prisas, no dejes que te acompañe en este viaje disfruta de cada paso, con cuidado, no mires solo el hermoso paisaje y ten cuidado donde pones el pie, puede ser un  fósil de millones de años .

 

Después del ascenso del cerro de la Arena, nos acercamos al pozo de las Nieves donde paramos para comer, se agradece la brisa que siempre corre en esta zona, un restaurante con un marco incomparable .

En nuestro descenso a la puebla, no pude mas que admirar la exuberante vegetación que florece en esta época, me atrae como a
las abejas .

Nazareth, que me acompaño en esta ruta , y yo ,fuimos de las ultimas en entrar a la plaza de Guadalupe, pero disfrutando al máximo el camino, porque el Geoparque no solo se ve, se huele, se toca, se acaricia y se saborea, UN REGALO PARA LOS CINCO SENTIDOS .

Ruta Navatrasierra-Alía

Celebramos el día del Padre haciendo lo que más nos gusta, recorrer nuestra comarca con nuestros hijos.

Salimos de Guadalupe dirección Navatrasierra. Nuestra primera parada fué Geositio 37. Risco Carbonero.

Para subir tenemos que abandonar la carretera y coger una pista de tierra la cual nos lleva a la cima del Pico Cervales, pero nosotros dejamos el coche a medio camino y subimos andando para disfrutar de las vistas que se observan, y mostrar a los chicos las piedras con fósiles que nos encontramos a lo largo de nuestro recorrido.

2º Parada Geositio 26 Turberas del Hospital del Obispo . Fundado en 1504 por D.Diego de muros, como albergue de los reyes y peregrinos en su viaje por el Camino Real de Castilla a el Monasterio de Guadalupe. Desde aquí podemos contemplar un frondoso valle .

3º Parada, comimos en un merendero situado a una           orilla del camino, un placido sitio donde la música de un     riachuelo nos dio compañía, un lugar excelente donde          los peques pueden jugar sin peligro y los mayores podemos relajarnos.

4 º Cancho del Ataque 30. Siguiendo por la carretera de Navatrasierra, podemos ver  este Geositio. Después nos desviamos por caminos de tierra a través del coto de Matallana, donde el agua brota por todas partes y tuvimos que cruzar varios riachuelos, pudimos ver ciervos en nuestro recorrido, incluso en la ultima parte donde el camino es mas afable y nuestro hijo mayor lo hizo en bici, le saltaron tres ciervas a unos metros delante de el, menuda sorpresa nos dieron .

 

5º Estrecho de la Peña Amarilla  7. Ya en la carretera de Alía hacemos otro alto en nuestro camino, inconfundible, no hay que decir porque le pusieron este nombre .

 

 

 

6 º Regresamos a Guadalupe, nuestro punto de partida, después de un maravilloso día disfrutando en familia .

Es una ruta fenomenal para un dí , eso sí en 4 x 4 y si no conocéis bien la zona necesitaréis un guía .

 

 

 

 

Ruta por los aledaños de Castañar de Ibor

Para mi a sido todo un descubrimiento, Castañar de Ibor tiene tantas cosas que ofrecernos, un día muy intenso, acompañados de un excelente equipo científico y compañeros con años de experiencia que nos ayuda a conocer mejor la historia de esta tierra nuestra. Comenzamos adentrándonos en cuevas, seguimos el curso del río donde se puede ver cómo en un mismo punto converge la naturaleza, esculpida por los siglos y la fuerza del agua, la mano del hombre y un gran patrimonio geológico.  Pasamos por una aldea abandonada (La Avellaneda, la leyenda dice que fue invadida por las hormigas ), visitamos molinos centenarios, encontramos fósiles, vimos casas de piedras utilizadas antaño por los pastores …

Visitamos un hermoso paraje que los lugareños llaman,” Las Casitas  de  papel “, no me podía imaginar la sorpresa que aquel paraje me deparaba … las cámaras son incapaces de recoger en su totalidad su gran belleza, ni pueden transmitir esa sensación que hacen temblar tus piernas, por eso no voy a subirlas, ni os voy a intentar explicar lo que allí encontré, os dejo que vosotros mismos lo descubráis .